domingo, 8 de mayo de 2022







El jinete escita
ha olvidado la canción.

Ahora atraviesa la noche
sin el verso impecable.

Es su privilegio.







Francisco R. Hernández, Conjuro

domingo, 1 de mayo de 2022








No hubo ciervo.
Solo esta voz,
que no conciencia,
apostada bajo el hálito.






Esa es la huella,
y debajo
el tacto de la luz.










Francisco R. Hernández, Conjuro

domingo, 24 de abril de 2022

 










Una lengua nueva
bajo la piel de esta.

En la grieta
bate el ala,

 y esa su palabra.







Francisco R. Hernández, Conjuro

sábado, 9 de abril de 2022

 










Por último,
los deberes de la tarde.

Nada desciende
si en el desierto nombras;

pero no con tu voz,
tan impura.







Francisco R. Hernández, Conjuro

 










Oigo cómo cae el día
y no me demoro en su luz.
Música de la línea de sombra,
sonido idéntico del descenso.

He dispuesto con diligencia
las palabras para la resina.







Francisco R. Hernández, Conjuro


viernes, 18 de marzo de 2022








   

                                                            Conticinio





Mis pies tocan el sueño del perro.
En esta hora su vientre respira
y bajo los ojos nada enmudece.








Francisco R. Hernández, Conjuro 

lunes, 14 de marzo de 2022








                                             Divina comedia, Canto XX





Sobre este borde,
un ruego:

concede la visión 
de la caída
antes de la caída.








Francisco R. Hernández, Conjuro 

domingo, 20 de febrero de 2022

 







                                            Auspicio de febrero




La bandada giró
hacia poniente.

Toda mi ciencia 
contenida en ese vuelo.








Francisco R. Hernández, Conjuro 

jueves, 6 de enero de 2022

 










Mi miedo es un templo.

Entre sus naves,
la raíz dura de los votos,
el ala breve del secreto.

Un signo hueco lo alza cada noche.








Francisco R. Hernández, Conjuro







sábado, 27 de noviembre de 2021










Cada noche frente al sueño estigio

pero aún lejos de las bestias de la luz primera.









Francisco R. Hernández, Conjuro 


sábado, 9 de octubre de 2021

 







Lame la espalda 
la tarde roja.

Mira los signos de mi sombra
cómo sobre la tierra dicen.

Todo lo que no es luz soy.








Francisco R. Hernández, Conjuro



lunes, 6 de septiembre de 2021

     





                                                   'Leona herida'. Palacio de Nínive.




Estas son sus sombras
y supe sus nombres.

He olvidado el alabastro,
el trazo 
y el relieve.

No cesa Nínive bajo las aguas.









Francisco R. Hernández, Conjuro

miércoles, 4 de agosto de 2021

 







Bajo el fuego griego
mi piel mudará su memoria.

He de arder una vez
frente a la costa de Bizancio.








Francisco R. Hernández, Conjuro 

domingo, 4 de julio de 2021









Un ejército en silencio acampa.

Aún no la aurora
en sus grebas y aceros.

Pero yo los observo,
y es hermoso su sueño.









Francisco R. Hernández, Conjuro 






miércoles, 23 de junio de 2021

 



                                                       Noche de San Juan



Salto.

Debajo, la lengua de la llama
canta las cicatrices del rey leproso,

las rutas nocturnas en el vientre de las aves,

el tósigo lento en la sangre veloz.

Caigo.

            Lo he visto.

Luz es lo que permanece
después de mí.









Francisco R. Hernández, Conjuro




                                

domingo, 31 de mayo de 2020









                                                          Lengua de signos



Mi abuelo dibujaba signos
en la palma de sus manos;

entonces los niños leían precisos
desde el centro de sombra y silencio
los bordes del incendio.

Pero mi voluntad
se entrega cada tarde.








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 9 de mayo de 2020









A ti el secreto.

Deja a las vísceras su tiempo,
que hablen la lengua baldía
y acumulen de los días la arena.

Guarda la voz que te reza
sobre la trama de los nombres,
fiel luz de las bestias.







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería


domingo, 2 de febrero de 2020









Esta gramática del presagio.

Sostenerla sobre las costillas
para que vuelva el signo mineral.

Ónice negro listo para la travesía.








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 5 de octubre de 2019









.
La necesidad de escribir
                                            un cuervo.

Y olvidar cálamo y garra.








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

domingo, 16 de junio de 2019



         

   
       
        
 

La zarpa del día
pace benigna bajo esta luz.

Ahora el hocico se acerca a la herida,
y esa distancia
                           –no otra–
se mide en el poema,

pero no lo habita.








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 5 de enero de 2019









El fragmento del poeta arcaico
muestra la debilidad de la nada.

Horada la superficie
y deposita entre las ruinas
el mito de las abejas.








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 29 de septiembre de 2018



         
  

     


¿Para quién este canto?

¿Para qué este templo?

Oficiaban los últimos ritos
figuras lentas,
casi sombras.

Sólo persistía el fuego en mi cabeza.


 
  
 
 
 

Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

lunes, 4 de junio de 2018

 








                                                         Venid a la luz del alba

   

Fiebre antes de la fiebre.

Confundes
                    gracia con estigma.

Al cuidado del zorro
olfateas la primera luz.
   








Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería









  

domingo, 13 de agosto de 2017









Has leído sobre las estaciones,
la traslación del cuerpo celeste,

plazos del hierro y la carne.

No te concierne.

Tras la veladura
se aquieta el animal.
 







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 25 de marzo de 2017









Un ala
que no haya conocido el miedo,
la mordedura de los perros profundos.

Y en esa alba
cesar cualquier invocación,
traza de las lindes y el juego.

Un signo silencioso
me ha fundado para nadie.

   






Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

domingo, 6 de noviembre de 2016


        
      
        
      
              

         
Leo en las llagas de mi dama.

Antes olfateó el zorro.

Es la misma sintaxis
que transcurre incesante.

Ahora lo recuerdo:
ardí y no fue mi piel.

 
 
 
  
  
 
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

viernes, 1 de julio de 2016









                                                   Arquero asirio y escudero. S. VIII a. C.
                   


Este es mi afán:

poseer el pulso
de un arquero asirio.

 






Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 19 de marzo de 2016


     
       
         
          
        
          
       
En el último hielo
duerme mi nombre.

Entenebrezco sin descanso,
pero nada lo daña.

 
  
 
      
      
     
   
Francico R. Hernández, Arte de la cetrería

viernes, 4 de diciembre de 2015


    

 

  
      
   
Si todo memoria de la luz.

Animales con el dogal de niebla

ventean los nombres,

                                  urden su transparencia.

 
 
 

 
 
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 29 de agosto de 2015









La salamandra en el fuego
desconfía de ti,

que nunca has ardido.







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería



sábado, 27 de junio de 2015



     
      
         
        
       
       
   
Soñé que olvidaba mi nombre,
y con un dogal en el cuello
distinguía el vuelo del azor
en las costuras de un velo inmaculado.

Antes de rozar el cendal
he elegido el desistimiento.







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

viernes, 1 de mayo de 2015


          

     
         
         
          

De nuevo las huellas
junto al hontanar.

Batida malograda,
palabra sin daño.

He acechado sin fe.

 
 
 
  
 
 
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

viernes, 13 de marzo de 2015


    
    
    
      
       
      
            
Llamo a mi perro.

La tarde ha ardido
lejos de las palabras.

Acude entre las sombras
y roza mi pierna.

Soy huella del límite.
 
  
 
    
    
    
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 17 de enero de 2015









Yo también navegaré la noche cimeria.

Si así no fuera,
para qué la escritura
y su teatro de fuego.

Allí los nombres con audacia.

  
    
     
        
   
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería


sábado, 29 de noviembre de 2014


     

         
         
         
          
         
Cepa de la conciencia,

reconozco tu cielo inverso,
la plata oscura que tutela esta noche.

Enceguezco
                    con el primer nombre del alba.

 
    
     
       
        
     
     
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

domingo, 21 de septiembre de 2014


     
       
      
      
        
          
       
sagrada rehala
ventea mi cuerpo

nadie invente otra fábula

donde caigo
nada es breve

 
     
     
      
   
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

domingo, 3 de agosto de 2014


    
      
      
      
       
      
    
No te soltaré hasta que me bendigas.

Me ha negado su nombre
y ahora mi boca
tiniebla
donde elijo el yerro.

 
 
 
  
  
 Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería
 

sábado, 17 de mayo de 2014

           
    
       
     
      
      
      
   
Última hoja del silabario.

Mi garganta ha aprendido
la quemadura de cada nombre.

Y nada más reconocible
que la corrupción de la carne.

 
   
 
     
   
 
 
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 29 de marzo de 2014



     
     
    

 
         
                                        Sirio (8,6 años luz)


Solo los animales de la claridad
borran cada noche los límites.

En sus bocas la quemadura.

Nunca más la distancia,
porque todo es predio del mismo señor.

Lo que veo no es Sirio,
sino su melancolía.







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

domingo, 9 de febrero de 2014

 
          
      
         
         
             
                
       
         
       
                                           Piedra de Gabriel
 

Al tercer día vivirás.

Pero todo lo aprendió
nuestra carne sucesiva.

Alucinado mediodía
donde cada signo se habita
y no pregunta.

Bajo el tilo
descuida el zorro nuestros nombres.

         







Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería        
       

sábado, 28 de diciembre de 2013

 

       
         
       
      
        
           
Consiste en atar con un lazo
las patas traseras del perro

y arrastrar el peso de su sueño
hasta la quebrada más cercana.

Esta noche una jauría
levanta la caza para Yorick.
     
        
       
       
       
     
      
     
Francisco R. Hernández, Arte de la cetrería

sábado, 12 de octubre de 2013

        
       
       
         
        
        
         
       
Esta hora

para leer la arena
en el espejo del lugar

pronuncio las huellas
señuelo del silencio

en la batida soy transparencia.

 
     
      
        
       
      
          
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

miércoles, 5 de junio de 2013

      
           
        
         
         
        
        
         
Atraviesa un dragón
el ojo de la aguja.

Leve el reino
y sus mil ocelos en vela.
En tu espalda
ya reposa la hoja del tilo.

Inmaculada cae
la primera palabra del mito.

    
      
       
         
                
        
 Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 3 de marzo de 2013

           
          
          
         
          
            
         
          
Este es el lago del sol.

Quien debía manejar los husos
tiene por industria un ojo velado.

        
       
        
         
        
      
         
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

sábado, 1 de diciembre de 2012

                   
            
             
             
           
             
            
            
Puro he dividido la sombra
con el nombre templado.

Fío el secreto:

todo era escritura del fuego.
  
         
         
          
       
      
           
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

martes, 2 de octubre de 2012


         
           
          
            
            
             
             
          

Oigo un batir
lejos de los nombres

nadir
sin miedo

ellos fueron gentiles
y alimentaron
la transparencia.
     
         
          
       
            
          
            
   
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 12 de agosto de 2012

           
             
            
            
            
           
             
          
Ahora reposo en la casa de quien me cuenta

devolví limpio el signo al fondo

y sólo recuerdo los límites de la contienda
             
           
           
           
           
       
     
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 17 de junio de 2012

         
                 
           
                 
                     
                  
                
               
Bajo el yermo
el jinete en apnea
                             memoria
del pecio y el pulmón
y de los días derribados

cuando al trasluz adivina
el curso de la manada.
                     
               
             
             
            
          
            
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 6 de mayo de 2012

   
             
             
           
           
            
            
           

Cuando prevalezca la sombra
y todo sea día de las aguas

punzón
y
arco

señalar el limen
donde respira lo innominado.

            
             
            
            
         
           
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 18 de marzo de 2012

        
                     
                
              
                
                   
          
           
La tercera noche
Jonás supo que el firmamento
era un vientre terso,
los cuerpos celestes orbitaban
alrededor de los pulmones
y un vórtice descendía preciso
sobre el aventador.

Después el vómito y la arena.

          
               
             
              
                   
                    
              

Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 5 de febrero de 2012

                         
                      
                            
                        
                             
                             
                   
                                 
En mi mano
la esfera incandescente.
                                   Trasluz
para esta desmemoria y su labor.

Otra vez instruido
en la respiración de las bestias.
              
                        
              
                    
                    
                 
            
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

sábado, 31 de diciembre de 2011

          
                  
                       
                       
                      
                     
                             
                    
A la mitad
las letras son blancas
la voz es blanca

al segar baja la mano

no la mies
me alude el ritmo de la hoz.
                       
                  
                        
                             
                       
                           
                        
Francisco R. Hernández, Día de las aguas

sábado, 26 de noviembre de 2011

                    
                   
                       
                         
                    
                          
                             
                   

Nadie roce
lo que aún no es dominio de la luz.

Solo esa orden acatas,
por eso en tu ojo el ave
ha olvidado mil poemas.
     
              
              
                   
                    
                       
                 


Francisco R. Hernández, Día de las aguas

sábado, 22 de octubre de 2011

                      
                  
                        
                      
                     
                       
                         
                            

Dijera pájaro
en el cuenco de la tarde,
y otra vez la clausura
como castigo al yerro.


Ignoro el número de esta ciencia:
la que ventea con el hocico
los nombres entregados al frío.
  
               
                  
                   
                  
                     
                   
                       

Francisco R. Hernández, Día de las aguas

domingo, 18 de septiembre de 2011

                           
                                     
                                
                                     
                                       
                                       
                                    
                                       
Aprendí que en esta región
cada palabra es deliberada,

escritura inversa

para los espejos del bosque.

                            
                                
                                         
                                   
                              
                       

Francisco R. Hernández, Día de las aguas