miércoles, 5 de junio de 2013

      
           
        
         
         
        
        
         
Atraviesa un dragón
el ojo de la aguja.

Fácil el reino
y sus mil ocelos en vela.
En tu espalda
ya reposa la hoja del tilo.

Inmaculada cae
la primera palabra del mito.

    
      
       
         
                
        
 Francisco R. Hernández, Día de las aguas

4 comentarios:

karmen blázquez dijo...

creo que con este poema podría iluminarse una caverna, tanta es la luz que tienen sus sonidos.
Me ha encantado
Salud Os Durandarte
k

Durandarte dijo...

Iluminar cavernas... Muchas gracias, Karmen.

D.

ana dijo...

sonidos luminosos de abracadabra... pasa el dragón por el ojo de la aguja y es de los dragones el Reino.
La palabra inmaculada inicia el mito.
Poema conjuro...

saludos y abrazos
am

Durandarte dijo...


Ana, sería bueno creer ciegamente que cada poema es un secreto a punto de desvelarse.

Abrazos.